Agregar a Mis Favoritos...
 
 
 

 

ARTES PLÁSTICAS

ARQUITECTURA RELIGIOSA

LA IGLESIA PARROQUIAL

Foto tomada en 2008. Muestra la apariencia del centro urbano y la iglesia que reemplazó a la original.

 

La Iglesia fue construida a finales del siglo XVI, entre 1564 y 1574 y entregada a los Dominicos para la evangelización de los indios. Sin embargo, a fines del siglo XVI llegó la orden de los Agustinos Calzados, orden de la Curia de Santa Fe, para que se elaboraran las pinturas murales. En 1598 se construye la pila bautismal y en 1619 se hace la primera intervención a la cubierta. En 1636, en el inventario y la descripción que se hace del Templo, se nombran las pinturas, retablos, óleos y esculturas dentro de éste. En 1669 llega el maestro Baltasar de Figueroa con sus hijos Melchor, Gaspar y Bartolomé, quienes pintaron cuadros al óleo y lienzos que representaban la vida de Jesús, de los que todavía se conserva una buena colección. En 1685 y 1689 se intervienen las pinturas y la cubierta.

TORRE DE LA IGLESIA EN CONSTRUCCIÓN

Foto procesada de la obtenida de Presencia de Boyacá, publicación editada por la gobernación del Departamento en Agosto de 1954.

FOTOGRAFIA DE LA PLAZA Y LA IGLESIA Y SUS CONTORNOS EN 1965

 

 

DOS VISTAS DEL ALTAR MAYOR DE LA IGLESIA

Foto de la izquierda: Fraberd, 2006; Foto de la derecha: Lucio Sierra, Agosto de 1972

En 1700 están datados algunos retablos de madera y cuadros al óleo. En 1771 el maestro Almanza reedifica la iglesia en un término de 6 meses. De 1915 a 1923, el Templo se interviene sustancialmente y cambia por un estilo neogótico. Entonces se modificó la fachada, el espesor y altura de los muros (dos metros más), se abrieron nuevas puertas y/o ventanas apuntadas, se cambió el baptisterio, se amplió la sacristía, “se construye el coro y el arco toral, se sellan las ventanas originales, se construyen 10 ventanas y 4 nichos y la torre en piedra”, todo lo cual causó pérdidas irreparables en la pintura, descontextualizó las escenas religiosas y se destruyó en parte las pinturas de los muros, al parecer ya cubiertas para estos años. [2]

DETALLES DE LA IGLESIA

Imagen de San Antonio instalada en uno de los nichos, hace parte de los detalles del Templo, así como el amplio coro situado en la parte posterior. (Fotos de Fraberd, Abril/06)

TORRE DE LA IGLESIA PARROQUIAL

En 1923 se construye parte de la torre de piedra; otra parte, hasta la altura de los ángeles actuales (pero sin los ángeles) se termina en 1940 y, finalmente, la última etapa, que incluyó la sección de la aguja como remate, se terminó alrededor de 1955.[3]

En 1960, se hacen obras menores de remodelación y en 1974 se realizan varias reformas a la casa cural. De 1995 a 1997 el Invías contrató los estudios para el proyecto integral de restauración, además de dos etapas de restauración. Con la justificación de que la “Iglesia de Turmequé contiene en su interior un sinnúmero de bienes muebles asociados a la arquitectura, ejemplos importantes dentro de la producción de la época colonial, como es el caso de los retablos y sus obras asociadas como pinturas y esculturas de alta significación para la comunidad y fundamentales para la celebración del rito religioso”, entre 2000 y 2003 el Ministerio de Cultura contrató[4] la complementación de estudios (evaluación estructural, estudio de vulnerabilidad sísmica, sanidad de maderas y estudio de humedades), continuación de las obras de restauración y consolidación estructural del Templo, estudios preliminares, diagnóstico, propuesta y ejecución de la intervención y montaje de cinco retablos, localizados en la Capilla de la Dolorosa, de la Iglesia, así como las respectivas interventorías.

Fue declarada Patrimonio Nacional mediante Decreto Nº 1.940 del 29 de Agosto de 1989.

LA CAPILLA DE LA DOLOROSA Y DETALLES DEL ARTE RELIGIOSO QUE CONTIENE

_______________________

1. Foto tomada de: ROJAS, Ulises, El Cacique de Turmequé y su Época, Biblioteca de Autores Boyacenses, Departamento de Extensión Cultural de Boyacá, Tunja, 1965, entre Pág. 208 y 209.

2.  Parte de esta información está tomada del Periódico “Alto Turmequé, Nº 1, Mayo de 2008.

3. Esa etapa de la construcción implicó una serie de acciones y esfuerzos que, vistos en retrospectiva, representaron superar dificultades y recurrir al ingenio local. Las piedras para tallar fueron traídas a rastras de la vereda de Pozo Negro y se formaban de tanto en tanto recuas de bueyes para ello. Lo más admirable era la forma de elevar las piedras ya talladas y listas para colocar: de los restos de un bus fuera de servicio se rescató el motor y el chasis que, colocados en el atrio, fueron dispuesto para elevar una plataforma con un cable que se arrollaba en uno de los rines traseros del vehículo; la plataforma bajaba o subía al ritmo de reversa y primera. En estas faenas tuvieron mucho que ver las ideas, el aporte y el entusiasmo de vecinos como Antonio Cárdenas, Vicente Garzón e Ingelberto Chaves.

4. Basado en los documentos del Concurso Publico Nº 009 de 2003, Contratación Directa Nº 024 de 2003, Contratación Directa Nº 035 de 2003, Contratación Directa Nº 066 de 2003 y Contratación Directa Nº 065 de 2003.

 

 

 

ESTA PÁGINA ES POSIBLE GRACIAS A:

 

 

 

 
 
   
 
Investigación: EUFRASIO BERNAL DUFFO, I.G. - Diseño y Desarrollo: VICTOR MANUEL BUITRAGO TELLEZ. Derechos Reservados®2008