Buscador

Síganos en


Alto Turmequé


.

Cacique de Turmequé

.


.

 

Usted está en: Parnaso boyacense / Selección de poemas de Jorge Rojas

.

          

SELECCIÓN DE POEMAS DE JORGE ROJAS

 

 

SALMO DE LA TRISTE DESPOSADA

.

Narrabo omnia mirabilia tua (David, Salmo IX-2)

 

Por la dulzura que hallaste en mi soledad

te alzaré de los hombres con mi voz de colmena abandonada.

 

Arrancaré de tus dedos todo lo que te encadena,

todo signo que oscurezca tu piel y no habrá más sortijas que tus venas.

 

Entonces vendrás a mí tan nueva

como si nunca hubieras sentido peso sobre tus hombros.

 

Y empujar tu sangre hacia atrás

para verte de quince años y comiendo cerezas.

 

Yo soy el que tú, de niña,

habías oído navegar entre los caracoles.

 

El que refería cuentos de azúcar a las naranjas

cuando volvías de jugar al aro.

 

El que te hacía los sueños de lino y ángeles

sobre las sábanas limpias.

 

El que en el día de tu primer espanto

puso amapolas en tu lecho.

 

Yo aún no era poeta

pero los naranjos ya tenían idea del azahar; y pensaba

 

"Cuando te encuentre

te seguiré buscando cada día.

 

Te besaré a distinta hora

para cambiar la llegada de la noche.

 

Abandonarás tus ropas con olor de mujer bajo los surcos

para que la tierra sepa que ha de florecer.

 

Cuando sea el tiempo de las orquídeas,

las prenderé en tu pelo y tus orejas pequeñitas confundirán la cosecha.

 

Comeremos frutas silvestres y andaremos descalzos

para que nos sepan los labios a rocío.

 

No entraremos a las ciudades y a los templos

para que no haya hechura de hombre entre la piel y Dios.

 

Serás el regreso para aquel hijo mío

que está perdido desde el principio del mundo.

 

Cuando acunes los brazos y te doble el arrullo

el mimbre pensará que sobra en las riberas.

 

Y tu blancura propiciará la onda

donde el molino sueña la flor de sus harinas.

 

Y cuando haya necesidad de velar por el cocimiento del pan

me llenarás la boca de granizo para apagar los besos.

 

Escamparás la lluvia dentro de un caracol

y mi mano cogerá tu canción y la alzará a mi oído.

 

Te arrojaré al fondo de los ríos

para pasar sin caer de una nube a otra.

 

Hundiré las manos en la tierra llovida

para indicar el sitio de los lirios.

 

El primer día que cantes talaremos los árboles

porque ese día serán inútiles los nidos.

 

Y al oír tu voz se verán defraudados los panales

y no creerán más en las abejas“

 

Esto te lo digo yo.

Ahora escucha esto que sí te digo yo.

 

Canta, hasta que sientas

que te duelen los párpados.

 

Piénsame, hasta que el sueño

se te haya llenado de golondrinas.

 

Suéñame hasta que la noche

tenga que refugiarse en las campanas.

 

Quiéreme, hasta que los ojos

se te llenen de lágrimas.

 

Llora, hasta que las lágrimas

hagan huir los pájaros.

 

Llámame hasta que crezcan

espinas en mi oído.

 

Espérame hasta que los peces

se hayan bebido todos los ríos y canten.

 

Porque un día ha de ser.

 

 

 

Volver a la sección de poemas de Jorge Rojas

 

PARA COOPERAR CON ESTA WEB

 

 

Su apoyo es muy valioso para que esta publicación tenga continuidad y sea cada día mejor.

.

Usted puede ayudarnos mucho...

.

- Enviando datos e imágenes fidedignas para complementar nuestro contenido.

.

- Agregando el enlace www.boyacacultural.com  o un Banner en su sitio.

.

- Incluyendo nuestro Portal como página de inicio

.

-Contratando la publicidad de su empresa u ofreciendo sus servicios, bien para incluir un enlace a su Web (más económico) o su aviso.

.

- Contratando la elaboración de su propia página bajo el dominio de la nuestra.

.

- Convirtiéndose en un Patrocinador o Benefactor mediante apoyo económico

.

- Solicite informes por el correo de “Contáctenos”,

.

CONTAMOS CON EL APOYO DE

 

 

 

 


.

 

Normalistas de Tunja

NORMALISTAS de Tunja