Buscador

Síganos en


Alto Turmequé


.

Cacique de Turmequé

.


.

 

Usted está en: Otros temas / Lecturas / Conocimiento Darshan y conocimiento reflexivo

.

-

CONOCIMIENTO DARSHAN Y CONOCIMIENTO REFLEXIVO

Conversación a manera de soliloquio

. 
Por: Otto Ricardo-Torres
.
(La foto es tomada de un video del portaldenoticias.com)

 

Entonces me hubiera gustado decirle que mi gran enemigo son las palabras y mi mejor amigo, el silencio. Pero no se lo dije por dos razones (…Debí escribir “por dos sencillas razones”, suena mejor): Una, porque me pareció retórico, del alumno que está leyendo una lección relacionada con los clásicos romanos, y dos, porque apenas me miró de arriba a abajo, sin dignarse a preguntarme.

 

Pero sí le oí el pensamiento diciendo a este  qué bicho le picó, sino que se lo guardó.

 

Y que conste que esto nada tiene que ver con Proust, a menos que a todos nos sea dado pasar por los mismos acantilados de niebla.

 

Uno.

 

Sea la oportunidad para acordarme de que hay silencios que se oyen, que uno puede oír el silencio de otros, especialmente cuando estamos cerca del aura de la persona, o de otros seres y situaciones. … Poder oír el silencio del patio, del camino, de la lluvia, del árbol, del boga, de la ciénaga, de los peces que chapalean en la canoa o de los que están uajiando allá en su lecho de agua, del burro que hace la siesta amarrado bajo el árbol, del perro que está soñando con las hicoteas, del profesor que cuida el examen del grupo, de las sombras del bosque que siguen siendo sombras inclusive por la noche, como si fueran parches o sombras teñidas, espacios de un mundo aparte, o los silencios de los lugares que lo aturden a uno, o de los que nos dan tranquilidad, o de los que nos ponen a echar globos.

 

Uno puede …; como, a la vez, los demás también pueden percibir lo que uno calla. Sólo que esto que uno puede oír o que uno calla no es propiamente silencio, sino en apariencia, porque eso es lo que nos estamos diciendo con la boca cerrada y hasta con otros lenguajes.

 

Lo que me llevó por ahí es la idea de que la piel o el aire que nos envuelve y todo lo demás reciben de uno y también nos traen información, con la condición de (que ignoro). Esto ha sido mi entretención, tratar de leer ambientes, desde empezar por imaginar y suponer, hasta irme acercando al sentido oculto e ignoto de tales indicios primordiales. Pero ya esto es otro tipo de silencio y otra actitud de lectura.

 

Así he ido aprendiendo que esta es la manera que emplean los científicos cuando hacen sus investigaciones, no proyectarse, no incluírse ellos en lo que buscan, sino dejar que lo que buscan les envíe desde allí afuera la información. Eso sería la cientificidad de la percepción, ver desde lo percibido, ver sin leer, percibir sin palabras, puesto que lo que se recibe así ya no es conocimiento conocido, como si el sujeto fuera un agua cristalina, activa, para recibir la información y nada más. La condición es que uno esté en silencio, viendo y callando sin palabras.

 

Lo que dicen todas las palabras es conocimiento conocido. Saber hablar es decir lo conocido, la lengua de uso de la comunidad. Pensar con palabras –pleonasmo aparte- es todo menos investigación científica, ni arte. Otra cosa son las palabras que emplea la investigación, pero esto es otra cosa, si son las palabras nacidas del nuevo conocimiento. En ese caso, ellas mismas resultarán como bichos raros para los que nos hemos vuelto adictos al tráfico del conocimiento conocido.

 

Tengamos en cuenta que también es comunidad lo que calla la comunidad, lo que aún no sabe la comunidad, el conocimiento nuevo y necesario para la comunidad, los silencios de cada miembro de la comunidad e incluso de toda la comunidad, como una criatura de rango superior que es.

 

Si hay algo con más silencio amontonado es la comunidad, el de la comunidad como bulto, como enjambre, como cardumen. Uno habla de los miembros de la comunidad, de la lengua y de las costumbres de esta y demás, pero cuando tratamos de saber qué hace que esta comunidad sea ella y no otra, ahí mismo nos cubre el misterio, la perplejidad, que vienen a ser la densidad del silencio que convive y rodea a la comunidad, al ente de la totalidad concreta.

 

Una comunidad sin silencios, perplejidades, asombros, búsquedas, incógnitas, misterios, languidece, degenera y muere. Degenera y muere si no le da acceso, circulación sanguínea, a la savia nueva del misterio que la circunda o que la alienta en cada lucero o individuo de su universo comunitario.

 

Lo que uno sabe desde la antropología sobre la comunidad no es la comunidad, así como el nombre, la biografía, la hoja de vida, la cédula de ciudadanía de uno tampoco es uno. Sin embargo, nos hemos acostumbrado a saber y a creer que esta manera del conocimiento reflexivo, nouménico, es la única forma de conocimiento e incluso el más confiable y científico, se atreven a decir. No obstante, eso que uno sabe, sin poder decir lo que es uno, eso es realmente uno, lo mismo que la membrecía (con c) o aquello que identifica de una a un, a unos miembros de determinada comunidad.

 

De modo que lo que uno sabe se divide entre lo que uno sabe y puede decir y lo que uno sabe y no es capaz de decir. Los dos saberes son uno, convivientes, aunque hemos sido educados en no atender el saber que proviene de nuestro saber sin palabras, siendo que esto último es, en general, el fundamento mayor de nuestras certezas.

 

 

Siguiente >>

 

 

PARA COOPERAR CON ESTA WEB

 

 

Su apoyo es muy valioso para que esta publicación tenga continuidad y sea cada día mejor.

.

Usted puede ayudarnos mucho...

.

- Enviando datos e imágenes fidedignas para complementar nuestro contenido.

.

- Agregando el enlace www.boyacacultural.com  o un Banner en su sitio.

.

- Incluyendo nuestro Portal como página de inicio

.

-Contratando la publicidad de su empresa u ofreciendo sus servicios, bien para incluir un enlace a su Web (más económico) o su aviso.

.

- Contratando la elaboración de su propia página bajo el dominio de la nuestra.

.

- Convirtiéndose en un Patrocinador o Benefactor mediante apoyo económico

.

- Solicite informes por el correo de “Contáctenos”,

.

CONTAMOS CON EL APOYO DE

 

 

 

 


.

 

Normalistas de Tunja

NORMALISTAS de Tunja