Buscador

Síganos en


Alto Turmequé


.

Cacique de Turmequé

.


.

 

Usted está en: Otros temas / Lecturas / Ciudad Sumergida

.

CIUDAD SUMERGIDA1.

.

A Tunja

 

.

No se trata de inundaciones por el crudo invierno.
Es el título de uno de los más bellos poemas de Jorge Rojas, nuestro insigne poeta de Santa Rosa de Viterbo. Para festejarle sus 80 años, el Instituto Caro y Cuervo le hizo un emocionado homenaje. Fue una real fiesta de la inteligencia, con bellísimas intervenciones de María Mercedes Carranza, Fernando Charry e Ignacio Chaves. Y con una elocuente contestación de Jorge Rojas. Pero refiriéndonos al poema La ciudad sumergida, resulta oportuno relatar su origen. Se avecinaba la celebración del cuarto centenario de la fundación hispánica de Tunja, en 1939. Se preparaba una velada en la inauguración del Teatro Cultural.
 

.

Mi hermano Gonzalo Vargas Rubiano, recién salido del Externado de Colombia, que ocupaba la Secretaría de Educación Pública, resolvió invitar a su amigo y coterráneo Jorge Rojas para que tomara parte en dicha velada cultural. 

.

Además, como homenaje a dos clásicos de la poesía colombiana, el chiquinquireño José Joaquín Casas y el tunjano Alfredo Gómez Jaime; como apenas faltaban ocho días para esta celebración, Rojas le contestó que encargar un poema no era como si se tratara de elaborar un par de zapatos. Y en principio le echó nones. Pero cuenta el poeta Rojas que estando en su hacienda Las Mercedes, en el bello valle de Bonza escuchando La Catedral Sumergida de Debussy, resolvió aceptar el reto de su amigo Vargas Rubiano. 

.

Recuerdo que esa noche del 6 de agosto de 1939, el Teatro Cultural de Tunja estaba repleto de personalidades. El presidente Eduardo Santos, todo su gabinete y el cuerpo diplomático. 

.

Fueron coronados con laurel, por Lorencita Villegas de Santos, los poetas Casas y Gómez, quienes pronunciaron extraordinarios discursos. 

.

Luego el joven poeta boyacense Jorge Rojas, estrenando un impecable frac, leyó su famosa Ciudad sumergida. Muy poca gente lo entendió y hubo periodistas como Calibán y Armando Solano, que lo criticaron. La única voz de aliento se la dio Jorge Zalamea, quien dijo que era el poema más bello de América. Hoy, después de más de 50 años, lo entiende cualquiera y aprecia su profunda dimensión literaria. 

.

Ahora, en este homenaje del Caro y Cuervo a Rojas, oímos los mejores elogios de La ciudad sumergida. Próximamente y en la hacienda Las Mercedes, entre Paipa y Duitama, hoy propiedad del Ica, se le rendirá otro homenaje al gran poeta boyacense. 

.

Al terminar su intervención en el Instituto Caro y Cuervo, dijo Jorge Rojas: Mi amigo Eduardo Carranza,/ me llamas a encontrarme como siempre/ en un triunfo/ en la voz/ en una espina/ o en los collados de la poesía. No sé. Ya voy. Espérame en la muerte.

.

.

[1]  Publicado en El Tiempo, Sección Editorial, Opinión, 13 de Diciembre de 1991, Tomado de eltiempo.com,  Autor: Carlose

 

PARA COOPERAR CON ESTA WEB

 

 

Su apoyo es muy valioso para que esta publicación tenga continuidad y sea cada día mejor.

.

Usted puede ayudarnos mucho...

.

- Enviando datos e imágenes fidedignas para complementar nuestro contenido.

.

- Agregando el enlace www.boyacacultural.com  o un Banner en su sitio.

.

- Incluyendo nuestro Portal como página de inicio

.

-Contratando la publicidad de su empresa u ofreciendo sus servicios, bien para incluir un enlace a su Web (más económico) o su aviso.

.

- Contratando la elaboración de su propia página bajo el dominio de la nuestra.

.

- Convirtiéndose en un Patrocinador o Benefactor mediante apoyo económico

.

- Solicite informes por el correo de “Contáctenos”,

.

CONTAMOS CON EL APOYO DE

 

 

 

 


.

 

Normalistas de Tunja

NORMALISTAS de Tunja