Buscador

Síganos en


Alto Turmequé


.

Cacique de Turmequé

.


.

 

Usted está en: Otros temas / Lecturas / ¿Qué es Boyacá para usted?

 

¿Qué es Boyacá para usted? 1 

.

Por Plinio Apuleyo Mendoza 

.

No hay manera de contestar su pregunta sin ser indiscreto.  Como le ocurre a todo el mundo con su tierra natal, Boyacá está asociada para mí a instancias afectivas, a vivencias muy personales, a gente que conocí, o que conozco, a recuerdos de infancia. Tómelo como una advertencia; puesto en el compromiso de contestar su pregunta, tengo que hablarles de gente sin ningún interés para sus lectores. De mis tías, por ejemplo; las dos tías que me criaron. Boyacenses lo fueron siempre, en sus hábitos y costumbres, hasta el día de su muerte. Emigradas a Bogotá cuando murió su padre, juraron no volver nunca más a su aldea. Pero siguieron viviendo allí en el recuerdo. Cualquier cosa, el canto de un arrendajo o el simple viento golpeando los postigos cuando venía la lluvia, les traía la añoranza de su tierra. Las veo en el cuarto de costura, una cesta con madejas de lana a sus pies, hablándonos de Toca, de las Ayure, de los Villate, de los Fonseca o los Molano; de bailes, cacerías, noviazgos, dramas y travesuras. Sus relatos nos llevaron de la mano a aquel mundo que fue el suyo: tuvimos la visión fantasmal de los páramos, oímos el rumor de los cascos en las fragorosas madrugadas, los ladridos de los perros corriendo tras los venados en la niebla; vimos las velas encendidas en las posadas del camino, los duendes y aparecidos en el tamo y los torrentes crecidos en invierno ante los cuales se detenían las bestias con escrúpulo. Uno tras otro fuimos conociendo los pueblos que componían su itinerario: Ramiriquí, Jenesano, Turmequé, Miraflores, Pesca, Puebloviejo, surgiendo entre el esplendor de los trigales, al final de sus paseos tumultuosos. Su crónica no nos ahorraba nada, ni los geranios florecidos en los balcones de Siachoque, ni los dátiles de Soatá, ni las peras recogidas en los huertos de Toca, tan dulces. 

.

Muchas veces nos hablaron de un médico francés, llegado a su pueblo misteriosamente -¿otro evadido de Cayena?- que en la última hora de la tarde acercaba su taburete para hablar con mi abuelo. A mí, este árido exiliado triturando en el aire triste del páramo sus imposibles nostalgias de París, me intrigaría siempre. Nos hablaron también de un profesor de bailes modernos, jinete en una mula y arrastran do otra cargada con una victrola portátil, haciéndole frente al helado viento crepuscular embozado en una ruana: iba de pueblo en pueblo enseñándoles a bailar el tango a las muchachas. O de un indiecito que corría detrás de los venados como no lo habría hecho ningún campeón de carreras. O del Santo Cristo de Toca, que sudaba gotas de sudor verdadero, y de cómo fue desgarrado por el párroco de un pueblo vecino, enloquecido al encontrarse sin feligreses. Nos describieron las fiestas de enero, los castillos de pólvora ardiendo en la plaza, y los escuálidos toreros de Tunja con el irrisorio traje de luces sucio de polvo y lleno de remiendos, animándose con tragos de brandy enviados desde los balcones para intentar una faena imposible ante reses llaneras que embestían con los ojos abiertos. 

.

¿Cómo dar una visión personal de Boyacá sin hablar de aquellos amigos y parientes un tanto polvorientos que venían a casa? Tenían por su tierra natal el mismo sentimiento de nostalgia irreductible de mis tías. Tras el espejismo de un puesto -un destino, dicen todavía los boyacenses- habían vendido tierras y solares y allí estaban, antiguos señores rurales convertidos en modestos burócratas, un poco perplejos como pájaros de monte atrapados en una jaula, hablando siempre de infortunios, del costo de la vida, de una hernia, de dolores reumáticos. 

.

.

1. Tomado de la Revista Diners Nº 279, Junio de 1993.

.

Siguiente >> 

 

 

PARA COOPERAR CON ESTA WEB

 

 

Su apoyo es muy valioso para que esta publicación tenga continuidad y sea cada día mejor.

.

Usted puede ayudarnos mucho...

.

- Enviando datos e imágenes fidedignas para complementar nuestro contenido.

.

- Agregando el enlace www.boyacacultural.com  o un Banner en su sitio.

.

- Incluyendo nuestro Portal como página de inicio

.

-Contratando la publicidad de su empresa u ofreciendo sus servicios, bien para incluir un enlace a su Web (más económico) o su aviso.

.

- Contratando la elaboración de su propia página bajo el dominio de la nuestra.

.

- Convirtiéndose en un Patrocinador o Benefactor mediante apoyo económico

.

- Solicite informes por el correo de “Contáctenos”,

.

CONTAMOS CON EL APOYO DE

 

 

 

 


.

 

Normalistas de Tunja

NORMALISTAS de Tunja