Buscador

Síganos en


Alto Turmequé


.

Cacique de Turmequé

.


.

 

Usted está en: Parnaso boyacense / Selección de poemas de Hernando Domínguez Camargo

.

          

SELECCIÓN DE POEMAS DE HERNANDO DOMÍNGUEZ CAMARGO

 

 

AL AGASAJO CON QUE CARTAGENA RECIBE A LOS QUE VIENEN DE ESPAÑA

 

Esta, mal de la tierra descarnada,

Si con poca bisagra bien unida;

Esta, mal en las ondas embarcada,

Si bien de sus impulsos repetida:

Península Cartago, que ha que náda

-foca de arena- siglos mil de vida,

A uno y otro Jonás que el mar le induce,

A Nínives de plata los traduce.

 

Esta, de nuestra América pupila,

De salebrosas lágrimas bañada,

Que al mar las bebe, al mar se las destila,

De un párpado de piedra bien cerrada:

Digo, de un metro real, que rocopila

En su niñeta breve dilatada,

Babilonia de pueblos tan sin cuento,

que les ignora el sol su nacimiento.

 

Esta, sedienta imán de inquietos mares,

esta pina de excelsos edificios,

consagra a la piedad cultos altares,

para libar en todos sacrificios a los que

Europa trasladó a sus lares,

a los que en techos recibió propicios que,

sorbidos de hidrópicas marinas,

a sus templos consagran sus rüinas.

 

Esta, blanco pequeño de ambos mundos,

de veleras saetas asestado, que,

vencidos los mares iracundos,

a su puerto su proa han destinado:

do de Europa, de América,

fecundos puertos le expone aquel,

este costado, que al sur remite,

al norte le desata la plata en ropas

y la ropa en plata.

 

Esta, en la selva de sus techos rica,

uno y otro ciprés de piedra erige

en una y otra torre que edifica;

norte que mudo los abetos rige;

Argos esta, a sus cumbres se dedica

y linces ojos a la mar dirige por albergarlos

en sus ojos antes, aún en poder del mar,

aun cuando errantes.

 

Esta, pues, Cartagena, esta varada nao

de piedra en la tierra, cuya popa

templo a la Virgen se erigió sagrada,

timón dedica un cirio a errante tropa,

que de argonauta mudo voz callada,

ecos oye de luz, en los que Europa

faroles le responde, con que luego mudos

se hablan con la voz del fuego.

 

Esta, pues, monte verde, Polifemo

que ilustra los espacios de su frente

de un ojo de un farol, así supremo,

que es mucha llama su pupila ardiente,

su pie le da a besar a cuenta el remo

desde las naos le aborta hesperia gente

en hormigas de pino, en las barquillas

que de españoles pueblan las orillas.

 

Estos su patrio ya no extrañan suelo

en esta que es común patria del orbe,

en tan pequeño sitio en tanto cielo que,

sin que inmenso número le estorbe,

multitudes alienta su desvelo,

millones su piedad de pueblos sorbe,

pues firmamento ya del suelo medra

el que ciñe zodíaco de piedra.

 

 

Volver a la sección de poemas de Hernando Domínguez Camargo

 

 

PARA COOPERAR CON ESTA WEB

 

 

Su apoyo es muy valioso para que esta publicación tenga continuidad y sea cada día mejor.

.

Usted puede ayudarnos mucho...

.

- Enviando datos e imágenes fidedignas para complementar nuestro contenido.

.

- Agregando el enlace www.boyacacultural.com  o un Banner en su sitio.

.

- Incluyendo nuestro Portal como página de inicio

.

-Contratando la publicidad de su empresa u ofreciendo sus servicios, bien para incluir un enlace a su Web (más económico) o su aviso.

.

- Contratando la elaboración de su propia página bajo el dominio de la nuestra.

.

- Convirtiéndose en un Patrocinador o Benefactor mediante apoyo económico

.

- Solicite informes por el correo de “Contáctenos”,

.

CONTAMOS CON EL APOYO DE

 

 

 

 


.

 

Normalistas de Tunja

NORMALISTAS de Tunja